Alerta tendencia: Suelos hidráulicos efecto mosaico

Elegir correctamente el suelo de casa es algo estratégico para conseguir el ambiente que buscas. Los muebles y elementos decorativos tomaran un carácter distinto según el tipo de superficie que esté presente.

Suelos hidráulicos: el toque retro es tendencia

Los suelos hidráulicos geométricos han llegado para quedarse. Presentes desde siglos pasados, fueron una moda indiscutible en los años 70 en millones de estancias, la tendencia vintage de los últimos años ha conseguido recuperar estos suelos tan originales con la misma fuerza de décadas anteriores.

Apostar por un suelo con estampados geométricos puede ser un acierto si lo que buscas es crear un ambiente especial en tu hogar, no solo con dibujos sino con formas renovadas cómo hexágonos o incluso tramas que consiguen un efecto 3D gracias a sus formas y colores.

La versatilidad de este tipo de recurso es uno de sus atractivos ya que estas baldosas pueden utilizarse tanto en suelo como pared, en el interior de la casa o en terrazas y jardines.

Cómo decorar con mosaico

Si te has decantado por un suelo formado por diseños en mosaico, debes ser consciente de la fuerte presencia que éste va a tener en el espacio instalado. Recomendamos decoraciones sutiles o en colores neutros para no recargar el conjunto decorativo.

Una habitación con demasiados elementos o elementos tan personales cómo este tipo de suelo puede resultar poco agradable. Escoge bien el mobiliario y conseguirás una combinación triunfadora.

Combinar suelos laminados y mosaicos.

Los suelos laminados surgen de la evolución de la imitación en alta calidad de la tradicional tarima de madera. Piezas de gran formato, con texturas en relieven que imitan de forma soberbia la madera natural, combinando vetas distintas. El gran éxito de los suelos laminados se debe a su facilidad de mantenimiento y transporte, entre otros.

 

Los suelos hidráulicos resultan un gran aliado para separar áreas en espacios abiertos.

 

Combinados con los suelos laminados, o tarima de madera, resultan una solución muy efectiva para separar espacios sin necesidad de recurrir a paredes, o elementos aislantes.