Estilo nórdico

Estilo nórdico

Decoración estilo nórdico

¿Qué es el estilo nórdico? El estilo nórdico o estilo escandinavo es un tipo de diseño decorativo que tiene origen en Noruega, Dinamarca y Suecia y, aunque muchos no lo sepan, es uno de los estilos más populares por su sencillez, funcionalidad y comodidad.

Una de las principales ideas que defiende el estilo escandinavo a la hora de decorar una casa o una habitación es no llenar el espacio de muebles que no utilizamos, de esta forma, se obtiene una casa tanto práctica como natural.

Las claves para lograr tener un estilo nórdico son las siguientes:

  1. Colores claros, principalmente se utiliza el blanco aunque también podemos ver ciertos grises (como el gris ceniza o gris humo), color arena, rosa cuarzo, beige… Si se quiere dar un pequeño toque de color sobre todo se emplean el color marrón, negro, verde manzana, azul mar o amarillo, pero siempre acompañados del blanco.
  2. Utilizar elementos naturales para elaborar los muebles. Destaca el uso de maderas claras como es la madera del pino que, gracias al tipo de color que tiene, permite poder pintarla de diversos colores. También nos podemos encontrar tanto con cuero como con diversas pieles, las cuales se usan para  adornar los sofás, sillas, alfombras y mantas. Además, es muy común el uso de plantas naturales o de plástico.
  3. Muebles bajos y que se caractericen por tener líneas rectas. A su vez, se caracterizan por su simpleza. Un claro ejemplo de este tipo de muebles son los que vemos en el “Ikea”. Por otro lado, también podemos ver algunos muebles que parezcan hechos a mano, como pueden ser cajas que se utilicen como pequeñas estanterías o percheros en forma de tronco.
  4. Decoración minimalista, es decir, tratan de lograr un ambiente espacioso sin piezas que puedan romper la armonía del lugar. Para ello trata de poner muebles prácticos y que todos y cada uno de estos tengan una función.
  5. Cuadros y portarretratos, la clave es que aporten un poco de color al hogar ya que, normalmente, las paredes suelen ser blancas o de tonos claros. Además, los marcos suelen ser de un tamaño grande.
  6. Luz natural, se trata de lograr que la casa esté llena de luz y tenga una iluminación natural, por lo que no se utilizan cortinas, telas ni muebles muy oscuros.

Dormitorio estilo nórdico

Los dormitorios con el estilo nórdico o escandinavo nos muestran la elegancia que hay tras la sencillez y la comodidad

Paredes vacías con algún portarretrato o algún cuadro que le de color, colores claros para la cama, paredes y suelo, lámparas que aporten luminosidad a la habitación, muebles con un propósito…

Tras todas estas características es muy normal ver que mucha gente se decanta por este estilo.

La estética principal es la luz, para eso se emplean, como hemos mencionado anteriormente, una paleta de tonos claros que, al mismo tiempo, tengan textura.

Esto último se logra mediante elementos de cerámica; distintos elementos textiles, como una manta de piel, cojines del mismo tono pero con texturas diferentes,  alfombras de lana, el uso del lino o el algodón…; o el uso del cemento y mármol en las paredes o en objetos.

Todo esto hace que, aunque parezca un estilo frío, te haga querer permanecer en la habitación y tengas una sensación acogedora.

Salón estilo nórdico

Además de todas las características que hemos ido mencionando, cabe destacar que es un estilo perfecto para todo tipo de casas pero, sobre todo, para los espacios pequeños ya que gracias a su diseño y decoración hace que el espacio se vea más grande.

En el salón de estilo nórdico se puede jugar algo más con los aires rústicos, es decir, se pueden emplear más muebles hechos de madera cuyos colores pueden variar de tonos claros a tonos tierra.

A parte del estilo nórdico que conocemos la gran mayoría, existe un estilo “Nórdico-industrial” que mezcla elementos elaborados con hierro forjado, propios del estilo industrial, con muebles y telas naturales de colores cálidos.

Asimismo, podemos ver otro estilo que parte de la rama escandinava, se denomina “Japandi” el cual mezcla estilo oriental y escandinavo.

Para esto, mezclan la luminosidad propia del estilo nórdico con colores beige, mesas bajas de cristal… Al combinar ambos estilos, nos da como resultado una habitación que trasmite paz, calidez y tranquilidad.

A parte de evitar tapar las ventanas, o poner cortinas finas que permitan el paso de la luz, se utilizan lámparas de techo o de suelo con líneas sencillas y rectas.

Para que todo esto te quede más claro, a continuación te dejamos los muebles que no deben faltar en tu salón estilo escandinavo:

  1. Sofá con líneas rectas
  2. Sillón estilo midcentury
  3. Estantería pequeña
  4. Mesa de centro redonda o una mesa de madera
  5. Lámparas de líneas rectas

        

Comedor estilo nórdico

En la decoración del estilo nórdico se pueden apreciar múltiples espacios abiertos, por lo que sería muy normal que el comedor “comparta” espacio con otra habitación, por ejemplo con el salón.

Para conseguir un comedor estilo nórdico más “divertido” se pueden combinar el color de algunas sillas con la de otros muebles. Por ejemplo, una silla puede ser color arena para que convine con un cojín del salón y una de las paredes de la cocina.

También se puede optar por poner todas las sillas de un mismo color.

Al ser un espacio abierto, para limitar el comedor del salón se puede poner el propio sofá a modo de “barrera” o, algo que es muy común, se pueden utilizar lámparas grandes y/o llamativas para la zona del comedor.

Como en todos los demás espacios de la casa, la madera y las pieles siguen teniendo un lugar muy importante, por lo que es muy común ver sillas o mesas hechas de madera y, a modo de decoración, en una de las sillas puede haber una pequeña manta de piel.

Abrir chat