Vuelta a lo natural

Existen muchos materiales, unos mejores que otros, algunos aptos para baños y otros más apropiados para poner en el suelo de un salón. Cada uno tiene una finalidad y da un matiz distinto a su hogar.

Pero ahora lo que se lleva en interiorismo es lo natural. Materiales que han existido siempre, que hemos visto en paredes o techos toda la vida, pero que han sido mejorados o que se han reinventado para cubrir nuestras propias necesidades. Cada casa es distinta y cada familia, también. Por eso, no hay que apostar por un material en concreto. Se deben ver las posibilidades que cualquiera puede ofrecer. Los materiales naturales tradicionales como el estuco de mármol o a la cal se actualizan y se mezclan con nuevos materiales como las pátinas plateadas para que cada pared y suelo sea distinto.

“La clave está en mezclar materiales clásicos con otros que los conviertan en vanguardia”.

La pintura en paredes es otro de los que vuelve con fuerza. Marcarán tendencia El estuco ya lo utilizaban en la Roma clásica, y ahora empieza a usarse para recubrir paredes. Un material clásico que ha sabido reinventarse.

Estuco Marmorino con pátina plata

Lo mismo pasa con las maderas naturales, hasta ahora la tendencia en interiorismo pasaba por el uso de muebles lacados, brillo o mate. En la actualidad estos tampoco se van, pero existe una vuelta al uso de la madera natural, incluso con un aspecto rústico para baños, salones que combinada con otros elementos mas actuales como la iluminación Led, se renuevan y actualizan. Lo mismo ocurre con la vuelta a lo Retro en mobiliario, acabados en bronce, oro o cromo así como los tapizados en cuero, terciopelo, etc.